24 horas dan para mucho 

Este pasado fin de semana nuestros atletas de montaña dieron buena cuenta de todas las cualidades que atesoran en tan solo 24 horas...solidaridad, compañerismo, esfuerzo, sacrificio, humildad,... Se celebraba la 24 Horas Non Stop Atalaya Trail 2016 y el Clator 3.7 participaba con un equipo mixto formado por Cristina Castilla, Jonás Estévez, José Miguel García y Mark Larson; un equipo masculino con Juanjo Pacheco, Anacleto Hernández, Nicolas Martín y Manuel Francisco Mesa; a los que había que sumar a Felipe Rodríguez en la carrera individual. Desde la mañana del sábado se respiraba un ambiente especial en la carpa de nuestro equipo, donde además de servir como punto de descanso de nuestros atletas, se encontraba montado el stand de la Asociación ACTAYS (Acción y Cura para Tay-Sachs). Como es habitual, la gente del trail mostró su lado más solidario y se volcaron con la causa de esta asociación comprando sus productos y realizando su inscripción como socio activo de ACTAYS.

A lo largo del sábado muchos de los compañeros del Clator 3.7 y familiares de los corredores llegaron a la Plaza de la Iglesia de Tejina para seguir en directo las evoluciones de nuestros equipos, dando aún más vida al "box" del Clator 3.7. 

En lo deportivo, no pudo ir mejor, impresionante la carrera de Felipe Rodríguez en la prueba individual, finalizando en la segunda posición de la clasificación general y en primera posición de la categoría senior. Felipe demostró de la "pasta" que está hecho al concluir la prueba después de una torcedura del tobillo en la primera vuelta. El equipo mixto logró subir al pódium de la general por equipo, admirable, en tercera posición, venciendo como es lógico en la categoría de equipos mixtos. Por último, grandísima carrera del conjunto masculino, quinto de la general y cuartos de la categoría masculina, teniendo que remontar posiciones a lo largo de las 24 horas por una perdida del chip que les hizo penalizar alrededor de una hora.

Sin duda, esta carrera ha servido para sacar a relucir el verdadero espíritu del Clator 3.7. ¡Muchas Felicidades!